.

“La cuerda”

Proyecto en proceso realizado en conversaciones con Sebastian Bravo.

Captura de pantalla 2017-06-09 a las 14.37.37.png

Radiografia 1  .

  9 de jumio 2017  Detaille c12 julien charlon

 

Captura de pantalla 2017-06-09 a las 14.33.45.png

Papel  Kodak 1945, “Antes de  ver la Herida”

 

“Escribir me ha permitido salir de la carcel”

Jean Genet

 


 

Para ver la herida, hay que tocarla. Hay que tocar todo aquello de lo que no puede hablarse. El dedo incrédulo se hace ojo que explora y toca para abrir, con un gesto suave; abre para mostrar; unge y profana, para restituir al mundo la herida que el poder ha secuestrado. El poder trabaja para el olvido. Mostrar es montar sucesos menudos, para que asome su temblor, su condición de catástrofes en miniatura. No hay línea divisoria entre la vida privada y la historia pública. Toda herida es una herida de guerra. Así se hunde el índice de Sarkis en la leche de un cuenco, para desatar un remolino que genera y absorbe una flor roja; así rescata y enhebra Esther Shalev-Gerz los silencios que irrumpen, como clavijas dialécticas, en los testimonios de los sobrevivientes del Holocausto. Así despliega Georges Didi-Huberman la historia ambigua de la leche, como don e instrumento de vírgenes y brujas, alimento y veneno, sustancia sexual que estructura y cohesiona, y se pudre, se infiltra y desordena. Materia impura. Blanca como el silencio de quien ha regresado del infierno y dibuja, en el silencio, el trauma. El desperfecto insoportable, la inquietud. ¿Cómo narrar el blanco sin traicionar su ambigüedad? ¿Cómo mostrar el silencio que auxilia la palabra, para hacerla posible y superar, a la vez, la desesperación de su indigencia?

Blancas Inquitudes. Georges Didi-Huberman,

La herida, se trata de cómo decir lo que solo es dolor, fracaso.

Conmemorar, olvido, poder, violencia, blanco, dolor, vacio, impossible, manchas, precario, recoger, vida, Abstracion,  fluir, luz, materia, fotografía, vitalidad, reducir, revelar, pasajero, fragil, desaparecer.

A la noción de “obra maestra”, Georges Didi-Huberman opone la noción de “obra sin maestro”: el ensayo perpetuo, la obra siempre en obra, en estado precario o pasajero, cuyo valor, metafísico o económico, no puede fijarse. Es la inagotable e inestimable obra que no se produce desde el ego del “para sí” sino desde la paciencia del “para otro”, al que se cede la palabra.

En la cuerda floja Georges Didi-Huberman,

Captura de pantalla 2017-06-05 a las 11.56.31.png

Detalle de C231.  julien charlon

Ama a tu cuerda más que a ti mismo, cárgala con la pólvora de tu credo, no ofrendes tu credo a ningún dios. Sobre la cuerda no hay dioses ni líderes. Los dioses y los líderes son especialistas en quitar la red. Estás solo allí arriba. El amor por tu cuerda es tu salvación. 

Georges Didi-Huberman,

FluirFluirCaptura de pantalla 2017-06-10 a las 13.00.12.png

“Fluir”, Print inject 100cmx 170cm, Julien Charlon

Frente a la imposibilidad de controlar y elijir el camino,  dejo libre “el flujo” de los elementos que formaran una obra, desaparesco.  JC

 

Captura de pantalla 2017-06-05 a las 12.23.53

Se revoluciona de la misma manera que se ama. Hay que fluir.

“Sé capaz de amar sin recuerdo, sin fantasma y sin interpretación, sin pararse a recapitular. Que tan sólo haya flujos, flujos que unas veces se agotan, se congelan o se desbordan, y otras se conjugan o se separan. (…) En las líneas de fuga tan sólo puede haber una cosa: experimentación-vida. Y como no hay ni pasado ni futuro, nada se sabe de antemano. Eso de decir «Así soy yo», se acabó. Nada de fantasmas, sino programas de vida que se modifican a medida que se hacen, que se traicionan a medida que se abren paso, como orillas que desfilan o canales que se distribuyen para que corra un flujo.”

Deleuze y Parnet: “Diálogos”.

 

Un libro?

Captura de pantalla 2017-06-12 a las 15.39.52

Commemorer: C’est un rapport au passé qui ne reproduit pas le passé mais le recrée librement en fonction d’une volonté présente.

 

 

Captura de pantalla 2017-06-05 a las 18.51.38

Jamás apostar por la eterna imposibilidad de la revolución (lo que dijo el fascismo sobre la “juventud burguesa” de mayo del 68…y decidimos creerlo):

“El error consistiría en decir: por un lado existe un Estado globalizante, dueño de sus planes y que tiende sus trampas; por otro, una fuerza de resistencia que, o bien adopta la forma de Estado, con lo cual nos traiciona, o bien cae en luchas locales parciales o espontáneas, que una y otra vez serán asfixiadas y derrotadas.”

“El Estado más centralizado no es en absoluto dueño de sus planes, también es experimentador, hace inyecciones, no logra prever nada (…) Los poderes llevan a cabo sus experimentaciones sobre las diferentes líneas de agenciamientos complejos, pero sobre esas mismas líneas también surgen experimentadores de otro tipo, desbaratando las previsiones, trazando líneas de fuga activas, buscando la conjugación de esas líneas, precipitando o aminorando su velocidad (…) Lo que caracteriza nuestra situación actual está a la vez más allá y más acá del Estado. El desarrollo del mercado mundial, el poder de las sociedades multinacionales, el esbozo de una organización «planetaria», la extensión del capitalismo a todo el cuerpo social, forman, más allá de los Estados nacionales, una gran máquina abstracta (…) Los obreros de los países ricos participan necesariamente del saqueo del Tercer Mundo, los hombres en la sobre-explotación de las mujeres, etcétera. Pero la máquina abstracta, con sus disfuncionamientos, no es más infalible que los Estados nacionales, que no logran regularlos en su propio territorio ni de un territorio a otro. El Estado ya no dispone de medios políticos, institucionales o financieros que le permitan hacer frente a los contragolpes sociales de la máquina, y es muy dudoso que pueda apoyarse eternamente en viejas fórmulas como la policía, el ejército, las burocracias, incluso sindicales, los equipamientos colectivos, la escuela, la familia.”

“En lugar de apostar por la eterna imposibilidad de la revolución y por el retorno fascista de una máquina de guerra en general, ¿por qué no pensar que un nuevo tipo de revolución está deviniendo posible, y que todo tipo de máquinas mutantes, vivientes, hacen guerras, se conjugan, y trazan un plano de consistencia que mina el plano de organización del Mundo y de los Estados? Porque, repitámoslo una vez más, ni el mundo y sus Estados son dueños de su plan, ni los revolucionarios están condenados a la deformación del suyo. Todo se juega en la mayor incertidumbre. La cuestión del futuro de la revolución es una mala cuestión, pues en tanto que uno se la plantea hay muchas personas que no devienen revolucionarias. Está hecha precisamente para eso.”

18444828_1723384561292782_2026032925035724800_n.jpg

 ¿Será la muerte misma? Baila solo entonces. Pálido, lívido, ansioso por gustar o por disgustar a tu imagen: pues es tu imagen la que va a bailar por ti.

 

La soledad, ya te lo he dicho, no te sería concedida si no fuera por la presencia del público. Es necesario entonces que actúes de otro modo y que recurras a otro proceder. Artificialmente – por un efecto de tu voluntad, deberás incorporar esta insensibilidad con respecto al mundo. A medida que suban estas oleadas – como el frío invadiendo los pies de Sócrates, subiendo por sus piernas, sus muslos, su vientre – su frío se apodera de tu corazón y lo congela. No, no, una vez más, no: tú no estás para divertir al público, sino para fascinarlo.

El Funámbulo (Jean Genet)

Captura de pantalla 2017-07-17 a las 17.21.30

La luz es el primer animal visible de lo invisible
Lezama Lima

Captura de pantalla 2017-07-17 a las 17.25.37

1

2

3

4

5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

KAOS

 

https://arjai.es/2016/04/21/deleuze-de-las-lineas-de-la-vida-atreverse-a-vivir-o-sobre-como-hacer-una-revolucion/

Captura de pantalla 2017-06-05 a las 13.28.53

http://www.revista.escaner.cl/node/1355

Anuncios